11 de agosto de 2014, Rajoy ¿por qué no haces nada?

 VIDEO DE LA ENTREGA DE FLORES AL MONUMENTO

Sr Rajoy ¡¡¡ nos debes la verdad del 11 M !!!

Buenas tardes, señor Rajoy.

Lleva usted casi tres años en la poltrona. Y pese al tiempo transcurrido todavía no ha cumplido con una de las exigencias fundamentales: Descubrir la verdad de los atentados del 11 M.

La verdad, Sr. Rajoy, es que ni usted ni su gobierno han cumplido con absolutamente nada de lo que pregonaban en la campaña electoral que le llevaron a la Moncloa.

Hace ya diez años largos que los terroristas se ocuparon de dinamitar la situación política en España, una vez más.

Lo vienen haciendo cada vez que les interesa y obteniendo un indeseado éxito. Solo hay que pensar en la rendición del estado de ¿derecho? ante ETA y en el 11 M.. Y, naturalmente, ver las consecuencias que, en ambas estrategias, han tenido para los representantes del terror y para los ciudadanos.

AQUÍ, EN ESPAÑA, EL TERROR GANA SIEMPRE, por desgracia.

Cuando el 11 de marzo de 2004 morían 192 personas y resultaban heridas casi 2.000, España entera se levantó contra el terror. Pronto se vio que todo era una nueva farsa. Los ciudadanos estaban muy divididos contra el suceso, pues mientras lo natural era levantarse y exigir que se buscase a los culpables, se les juzgara y condenara, la realidad nos mostraba que para la mitad de la población los culpables de las voladuras de los trenes no eran los terroristas, era el Gobierno de la nación. Duro de creer, ¿verdad?

Como es natural, en España no se suspendieron las elecciones, pese a los desórdenes, acosos y ataques a las sedes del partido político que gobernaba. No, no podían suspenderse, porque era la baza que el otro partido político, que estaba destinado a volver a perder las elecciones, estaba esperando. Ellos fueron los que dieron el golpe de estado. Al frente, mediáticamente, un personaje siniestro expulsado por sus propios compañeros recientemente. Un químico experto en mentir y moverse entre bastidores oyendo conversaciones y espiando a quien fuese menester.

Sr. Rajoy, usted perdió las elecciones. Y con ellas, según se pudo comprobar después, las posibilidades de cuantos luchamos con nuestros escasos medios por el conocimiento de la verdad de lo ocurrido el 11 M.

Los ciudadanos, sin ninguna duda, desconocen la realidad de lo ocurrido. Solo saben las consecuencias: 192 muertos y que la versión oficial de los atentados es una farsa infumable.

Para la mitad de los ciudadanos quien fue, quién lo financió, quién lo organizó, carece de valor, pues de lo que se trataba era de ganar las elecciones.

Y vaya si las ganaron, y consiguieron sus objetivos que no son otros que el enfrentamiento entre los españoles, la imposición de un sistema de vida donde predomina el libertinaje y la amoralidad y un cataclismo económico que ha estado a punto de hundir definitivamente a España. Y todo ello porque odian lo que representa España.

La otra mitad de los ciudadanos seguimos queriendo saber lo ocurrido. Pero ayudamos muy poco, pues estamos bien parapetados en nuestro hogar. Hoy abarrotando las playas españolas y solo nos saca a la calle nuestro equipo de fútbol. Lo acabamos de ver en las celebraciones de las competiciones nacionales y europeas y, la pasada semana, en Murcia exigiendo que se cambiaran las normas para que permaneciese en la segunda división.

Nada tengo contra Murcia y sus habitantes, pero resulta significativo que en lugar de levantarse contra el presidente de la entidad deportiva que es quien debió resolver la situación de deudas de la entidad, alquilan unos autocares, se vienen a Madrid y pretenden presionar para que no se cumpla la norma.

Esta otra mitad, Sr, Rajoy, atravesamos con usted, sin compartir necesariamente sus postulados políticos, el desierto durante siete largos años, tiempo durante el que vimos cómo se iban cerrando el falso las investigaciones, como cada vez más se descubrían por algunos periodistas, nuevos agujeros negros en el sumario. Y cómo, finalmente, una sentencia abominable trataba de cerrar la muerte de 192 inocentes.

Confiábamos en usted, Sr. Rajoy. En que cuando finalmente recuperase el gobierno ordenase una verdadera investigación de lo que realmente fue la planificación, organización y la financiación de los atentados del 11 M.

Incluso nos llegamos a animar cuando, a poco de comenzar la legislatura, se descubrieron restos de los vagones de trenes donde estallaron las bombas del terror. Esos que canallescamente se pretende hacernos ver que fueron destruidos entre los días 13 y 14 de marzo de 2004, es decir el sábado y domingo siguientes al atentado.

Todo fue un ilusión pasajera. El Sr. Torres Dulce, tras pedir un informe, dijo que todo estaba bien.

Después, seguimos viendo cómo en ceremonias de la confusión, los Juzgados de Instrucción vienen archivando procedimientos llamados a “hurgar” en esas escasas posibilidades de investigación de la verdad.

Y cuando se abre alguna posibilidad, se “fusila” a la Juez y las instancias superiores archivan el caso. Pobre Juez, señora Coro Cillán, aplastada hasta desde el propio Juzgado. ¿a quien se le ocurre investigar al Ex jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, por destruir pruebas de las explosiones?, que atrevimiento ¿verdad? Esa es la forma de actuar de nuestra Justicia.

En nuestra Justicia, Sr. Rajoy, y usted lo sabes y prometió cambiarlo, las “lagunas negras” existen y son muy abundantes. Y usted es consciente de que nunca se van a arreglar, porque no interesa que la Justicia funcione con la debida independencia y sometida, también a normas extrictas que persigan las posibles actuaciones indeseadas de algunos de sus miembros.

No, no les interesa, sería perder ese control que tanta tranquilidad ofrecen cuando de lo que se trata es de actuar contra políticos. Fíjese, Sr. Rajoy: el auditor de la empresa GOWEX está en prisión preventiva acusado de su actuación al revisar y emitir los correspondientes informes sobre las cuentas anuales de dicha empresa. En escasamente un par de semanas.

Mientras, el Sr, Pujol, que ha reconocido millonarias irregularidades fiscales y de quien se conoce un enriquecimiento irregular sigue paseándose en el pueblo donde se veranea y alguno de sus hijos llevan dando vueltas acusado de apropiaciones indebidas y de fondos públicos más de un año.

Usted, Sr. Rajoy estaba y está obligado a investigar la verdad del 11 M por dos motivos, al menos. El primero porque una nación que presume de ser un estado de derecho no puede permitir que se consumen, con todas sus consecuencias, golpes de estado. Y segundo, por vergüenza torera. A usted le robaron las elecciones de 2004.

¿puede decirnos a que está usted esperando para ordenar la investigación?

A tenor de lo que vemos, usted solo presta atención a la economía y no a través de la línea deseada, reformando definitivamente la administración, sino jugando con los impuestos, las multas, las tasas y esperando a que las situaciones económicas del resto del mundo civilizado le permita a las empresas abrirse camino en el extranjero.

Si me permite, y al margen de ideologías políticas, mi impresión de su actuación durante estos casi tres años es muy simple: SUSPENSO.

Si es que no está interesado en descubrir, y poner a disposición de la Justicia a los autores intelectuales y a los financiadores del 11 M., es que a usted no le interesa ni la vida de los españoles ni el estado de derecho.

Y a eso, nosotros ciudadanos de toda ideología y condición, no vamos a jugar con usted.

Con el estado de derecho no se juega, Sr. Rajoy, y permitir que se de el carpetazo al 11 M., como dice usted con frecuencia: “esto no es una broma”

Hoy, un mes más, en pleno verano, un grupo de ciudadanos volveremos a la calle, leeremos estas líneas y reclamaremos a viva voz, la verdad del 11 M. Y lo hacemos porque España nos importa, porque la Justicia es fundamental que funcione, porque la vida de los ciudadanos no puede servir para que unos terroristas matando a 192 personas propicien un golpe de estado y que éste no se investigue.

Y no nos cansaremos de repetirle, Sr. Rajoy: ¡¡¡ Nos deben la verdad del 11 M !!!

Por eso, hoy día 11 de agosto volvemos a gritar:

QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...