11 de noviembre de 2014, cumplimos cien meses

 

El próximo martes llegaremos a nuestro acto número cien desde que comenzamos nuestra reivindicación de la verdad del 11 de marzo de 2004.

Han pasado más de tres mil días, desde el momento en que un grupo de personas normales y corrientes decidieron salir a la calle y reclamar una Justicia adecuada para los criminales, para los responsables de la voladura de los cuatro trenes de cercanías de Madrid, en la que se mató a 192 personas y casi dos mil resultaron heridas de mayor o menor consideración.

Decidimos actuar contra lo que entonces era una bochornosa instrucción del sumario, en la que cada día se levantaba un nuevo escándalo, -¿os acordáis del bórico?, ¿de las destrucción y desguace de los trenes en cuarenta y ocho horas?, ¿de la mochila de Vallecas?, ¿de la Renault Kangoo?, ¿del Skoda Flavia?, ¿de los terroristas muertos con tres capas de calzoncillos?- ante la absoluta incompetencia de un Juez instructor y con la colaboración de más de los deseados en la ocultación de pruebas. Las hemerotecas continúan ofreciendo toda la información derivada del cumplimiento de la estrategia de imponer una versión oficial vomitiva y falsa, a toda costa.

Asistimos, esperanzados a que con la celebración del macrojuicio todo se fuese aclarando. Teníamos fe en que el Tribunal que juzgaría el caso actuase con contundencia. Incluso, antes de iniciarse, el presidente del Tribunal dispuso que se practicase una prueba que aclarase el explosivo utilizado en las voladuras de los trenes.

Todo resultó un auténtico fiasco.

Lo peor que se podía esperar, llegándose no solo a no informar del resultado de la prueba destinada a conocer el explosivo empleado, sino que se ocultó la grabación ordenada de dicha prueba, cuyo conocimiento produjo una auténtica alarma social. ¡se había manipulado la prueba!, se dejó de grabar toda una noche para que al día siguiente todo presentase unas conclusiones aberrantes: se contaminaron el resto de las microscópicas muertas para que se pensase en que el ambiente lo había hecho con todas ellas.

Fue un hecho canallesco, respondido con el silencio y la ocultación.

Conocimos antes la sentencia: es, no podía ser de otro modo, una farsa.

Al día siguiente, en las portadas de todos los periódicos de Europa y alguno de los Estados Unidos, la realidad. No había condenados como autores intelectuales de los atentados. Se cerraba el procedimiento judicial penal sin identificación de los principales responsables, y como siempre ocurre en España, se condenó a los suicidados en Leganés, de la autoría material. Sin base alguna y ofreciendo una triste y deplorable imagen de la Justicia que tenemos.

El Tribunal Supremo corrigió en lo que pudo esa execrable sentencia.

A partir de ahí, y en contra de lo manifestado en la Sentencia, el Tribunal se negó a ofrecer los testimonios necesarios para continuar en la búsqueda de la verdad.

Todos nosotros fuimos conscientes de que el poder establecido en España dista mucho de ser de orden democrático.

El partido que ganó unas elecciones que descalifican al pueblo español y a sus gobernantes -votar a las cuarenta y ocho horas de que se vuelen cuatro trenes y que se mate a 192 personas es, simplemente, una inmensa canallada- se ocupó de hacer el trabajo sucio, ya desde el poder.

Después han ido pasando, mes a mes, un tiempo inacabable.

Todo se ha intentado continuar para aclarar los hechos. Y todo ha chocado contra el muro judicial que ha ido paralizando procedimiento a procedimiento, las querellas presentadas contra personajes como el Sr. Sánchez Manzano, destructor de cientos de pruebas derivadas de los focos en que se produjeron las explosiones, o contras las rumanas por testimonio falso,

Leer los fundamentos para el archivo de dichas causas solo puede ocasionar un inmenso malestar. Porque nos creen tontos o, lo peor indignos.

Nosotros, vosotros que nos acompañáis a los actos o que dais soporte a nuestra voz en el Foro nuestro o en nuestra cuenta de Twitter, decidimos de forma anónima, continuar en nuestra exigencia por la verdad de aquel golpe de estado.

Nos lo prometimos a nosotros mismos.

Somos, por lo general, ciudadanos en nada proclives a la comodidad, y que pese a los continuados reveses hemos decidido, hace mucho tiempo, seguir exigiendo la verdad.

Siento pena, una inmensa pena, de que mi país, mi nación, no pueda ser como otras de su entorno geográfico. Alguna maldición que viene de lejos debe ser la causa cuando Don Antonio Machado nos dedicaba aquellas frases que, a fuer de ser sincero, herían por ser el reflejo de la verdad. Media España odia a la otra media, e intenta imponer sus reglas, totalmente alejadas de la ley y de la democracia.

Son varios los golpes de estado que se han sucedido en España desde que se nos volvió a engañar, diciendo que nuestra transición, desde la dictadura, había sido ejemplar. Hoy, tristemente sabemos que no hubo transición. Hubo actos continuados para volver a engañarnos. Por eso, aquellos golpes de estado no se investigan adecuadamente. Y por eso nunca sabemos la verdad.

Pero doblar la cerviz no va con nosotros.

Al menos que sepan que un grupo de ciudadanos no aceptan las trágalas que se nos quiere imponer.

Si, padecemos el paso del tiempo, que duda cabe. Lo sentimos ante el abandono de algunos de los que nos han acompañado a lo largo de estos cien largos meses. Pero, de momento, no nos vamos a rendir.

Siendo una fecha señalada, son pocos los actos reivindicativos que alcanzan la cifra de cien meses continuados, os debemos pedir vuestra colaboración, amigos lectores. El próximo día 11 de noviembre, a las veintidós horas, los que podáis retuitear nuestro mensaje hacedlo. Para que la red lo sienta, para que cuantos estén conectados vean que no nos rendimos. Que seguimos exigiendo la verdad del 11 M.

Han quedado atrás todas las mentiras, todas las decepciones que nos hemos llevado al constatar que somos una seudodemocracia.

Mirar hacia atrás ha de resultar doloroso. Resulta muy doloroso. Es recordar todas las mentiras que a modo de migas de pulgarcito, iban señalando el camino de la instrucción de un sumario que se ha convertido en el paradigma de cómo no se puede llevar a cabo una instrucción judicial.

Mirar atrás es ver que nuestros políticos no están a la altura mínima exigible.

Mirar atrás es ver el desastre de Justicia que nuestros políticos han configurado para su manejo.

Mirar hacia atrás es ver a 192 inocentes asesinados, porque había que cambiar el resultado de unas elecciones políticas que amenazaban con perpetuar a la derecha en el poder.

Mirar hacia atrás, es, en suma, un acto de valentía sin igual, porque a pesar de hacerlo, apretamos los dientes y damos otro paso al frente.

El día 11 de noviembre de 2014, celebraremos nuestro acto número 100.

Por la exigencia de la verdad, porque actúe decididamente la Justicia, porque sientan una inmensa vergüenza nuestros políticos de pacotilla.

Sigue a nuestro lado, amigo lector. Necesitamos sentirte porque no nos gusta ir solos. Porque creemos que los muertos perdieron sus ilusiones de una manera absolutamente injusta y necesitan su venganza. Es lo más natural. Si les quitaron la vida a traición, merecen no solo el recuerdo sino la venganza.

Y pensar que este pueblo votó mayoritariamente al candidato de los terroristas. Que enorme decepción. Un pueblo consumido en su odio que llama asesino no a los terroristas, sino a su gobierno.

Don Antonio Machado mi agradecimiento inmenso. Aquellas estrofas son inolvidables, aunque hace sufrir:

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Y ahora os pido que gritéis con fuerza, con esa que nos hace seguir mes tras mes:
Queremos saber
Queremos saber
Queremos saber.

Y hasta el 11 de diciembre cuando celebraremos nuestro acto número ciento uno.

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas SIN ACTO. SOLO PRESENCIA.
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...