11 de febrero de 2015. "No he de callar por más que con el dedo me amenaces "

 

No he de callar por más que con el dedo me amenaces

Se acerca el 11 de marzo de 2015. Serán ONCE años desde que unos terroristas decidieron acabar con el estado de derecho en España. La verdad es que nunca ha sido boyante. Pero todavía falta un mes más, en este rosario inacabable de etapas que van consumiendo una vida, pero no una dignidad.

De nuevo acudo a escribir unas líneas con las que deseo activar el recuerdo de la media España que sufrió por el asesinato de 192 personas. Porque, aunque cueste creerlo, a otra media España NO sufrió por los muertos, salvo casos aislados, sino que aprovechó la ocasión para apuñalar a la otra –no pueden olvidar, sus dirigentes se encargan de ello que perdieron una contienda civil espantosa-, y por ello, pues decidió votar al candidato que habían elegido los terroristas cuando planificaron que tres días antes de las elecciones harían volar a cuatro trenes de cercanías. Es decir aprovecharon la ocasión para ganar unas elecciones, no para llorar juntos a los conciudadanos muertos.

Esta otra media la que llamaba asesinos al resto de los españoles, solamente gritaba enfurecida que quería saber la verdad justo hasta el momento en que el día 14 de febrero de 2004, al cerrar los colegios electorales, el PSOE ganaba las elecciones generales. Es así de real y así de cruel.

Fue un enfrentamiento, incruento, de una España contra la otra España. Y como aquél otro enfrentamiento que, por el contrario, fue abundante en sangre y largo en el tiempo, ha provocado la ruptura entre nosotros. Hay quien antepone sus ideas. Las exige a los demás. Es una forma de doblegar al que creen débil.

Por eso, desde ese momento en que el PP pierde las elecciones, ya solo se buscó, por las nuevas autoridades, que en el sumario que la instrucción estaba construyendo, ya no amparara todas ly cada una de las pruebas y las evidencias que se ponían de manifiesto en la investigación, - piezas de convicción las llaman- sino que, por el contrario, se ocuparon de que nada se dejara al azar de nadie. Había que eliminar cualquier vestigio de lo que se alejaba de la versión oficial que se había creado a medida de sus intereses, se había dictado, ordenado y que sería impuesta a todos los ciudadanos, escapando a la realidad.

Hoy sigue estando bajo el rigor del Ministerio del Interior, todo lo relacionado con el sumario. Es curioso, cuando el paso del tiempo debería ser la condición necesaria, una vez impartida la justicia, para que todo fuese de pleno conocimiento del ciudadano. Recordad, si no, cómo, con Rubalcaba de Ministro, se demoró por más de un año la contestación a la “atropellada” Juez Coro Cillán que investigaba las barbaridades del ex jefe de los Tedax, Sánchez Manzano.

Y sigue puesto en candado, porque algo debe seguir suelto y no conviene que se produzcan posibilidades de airearlo a los cuatro vientos.

Es sorprendente como el PP se ha vuelto un dócil cordero, que ha comprado todo lo que le ha vendido el PSOE. Primero fue el pacto firmado con ETA, oculto para el ciudadano, ¿cómo iba a ser de otra forma si en España nada es natural?, y después el 11 M.

Recuerdo el interés y la diligencia con la que el dimisionario Fiscal General Don Eduardo Torres Dulce se puso a trabajar en la averiguación del porqué dos vagones de los trenes explosionados seguían escondido en vías muertas, pese a que existe la Diligencia de Ordenación firmada por el Secretario Judicial informando de que los restos de los trenes, según RENFE, se habían achatarrado los días 13 y 14 de marzo de 2004, (el sábado y el domingo siguientes a la fecha del atentado, no me cansaré de escribirlo como una evidencia de las mentiras que se alojaron en el sumario), es decir a las cuarenta y ocho y las setenta y dos horas de los atentados. Alguien, se demostraba allí y en ese momento, que había mentido.

Era natural querer investigarlo, pues los restos no se destruyen porque sí, pero tampoco se dice que se destruyeron y no se destruyeron. Los restos de objetos se custodian hasta la conclusión del juicio. Pero aquí no. Había mucha prisa en barrer la enorme porquería que asomaba, manchada de sangre.

Sentíamos un cierto alivio cuando Torres Dulce ordenó la redacción del correspondiente informe. Al final, pensamos, se terminará por abrir un resquicio por donde entrar la luz que alumbrase la verdad de estos crímenes monstruosos.

No pudo ser posible. El Fiscal debió ser puesto firme y tuvo que archivar la investigación recién iniciada. Todo estaba correcto. El sarcasmo no puede ser más grande, si consta en el sumario que se destruyeron, ¿cómo es posible que aparezcan tapados con lonas? Al fin y al cabo, el dimitido ministro Gallardón, nunca quiso saber nada de las investigaciones del 11 M., sus miras eran otras y, afortunadamente, le han servido para poco.

Creo que conocéis todos que junto al escrito, cada mes, publicamos un cartel que tratar de motivar al ciudadano para que acuda a nuestros actos. Hoy, este mes, mi compañera Io se me ha anticipado, y me alegro, pues ya ha diseñado el cartel para el acto de este mes. Recoge la epístola satírica del genial Don Francisco de Quevedo, contra las costumbres de los castellanos. Duro castellano, que no se doblega. Es el inolvidable

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?
Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.
En otros siglos pudo ser pecado
severo estudio y la verdad desnuda
,…”

Son reconfortantes, nos animan contra esa postura acomodada que trata de evitar las incomodidades del enfrentamiento, y que lleva a decir lo que hoy conocemos como “lo políticamente correcto”,, que no es otra cosa que doblegarse al poderoso, al que manda, al que dispone.

En su extraordinaria inteligencia, nuestra compañera refleja nuestro modo de ser. No nos callan. Lo intentaron. De bastantes formas. Fracasaron.

Otra cosa es que nuestra caja de resonancia no tenga la potencia necesaria, pero exigimos la verdad del 11 M, y lo hacemos cada día 11 de cada mes.

¿Qué le queda a quién se doblega? Solo un escozor interior, duradero. Es reconocer tu derrota a cambio de nada.

No es fácil mantenerse ya por 104 meses en la calle. ¡Cuántos momentos de aturdimiento, de tristeza, pero nunca de derrota!, porque la derrota es constatar otra realidad, que sabes que te equivocas, que ya no sientes lo auténtico. La derrota es que te vencen en la disputa dentro de unas reglas de juego, o de comportamiento. Y a nosotros no nos han vencido, no nos han demostrado que la versión oficial es la correcta. Naturalmente que no es la verdad y por eso nunca la acataremos.

Podrá llegar a no saberse nunca la verdad del 11M, pero no por eso vamos a aceptar el bodrio de la versión oficial.

En nuestro grupo, al que pertenecéis todos los que nos ayudan en el FORO, en Twitter o aquí, presentes en el acto, no se le puede pedir más. Nada es eterno, y puede que llegue el día en que seamos consciente de que ya no puedes hacer nada más. Lo has dado todo. No has escatimado ni un minúsculo esfuerzo en tu solicitud, en tu exigencia, de que se de cuenta a los españoles de que es lo que de verdad ocurrió aquél ya lejano 11 de marzo de 2004.

Pero con la frente levantada, la cabeza erguida y repitiendo con voz alta y clara:

No, nos callarán. por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?


Hoy, como cualquier día 11 de cualquier mes, recordamos a 192 muertos. Y recordamos la pérdida de dignidad de una nación que, cobardemente, no apretó los dientes y encaró el paso al frente para enfrentarse al enemigo común, sino que se dividió en dos mitades, porque a unos no les interesaban los muertos, lo que de verdad les interesaba era el poder, ganar las elecciones, haciendo olvido de cualquier escrúpulo. Y este pueblo no puede recoger otro fruto de esa aberrante acción que el rencor y el odio entre sus semejantes.

Por eso, sigue echado el viejo candado custodiando miles de circunstancias, de manejos sucios, de ocultaciones, de cientos de preguntas sin respuestas. Los guardianes seguirán pensando que todavía no ha llegado el momento, que la media España que no tolera la humillación, ni la afrenta que recibió de la otra media, simplemente por no pensar políticamente como ella, vaya a pasar página.

Si, es natural, es comprensible, aunque nos resulte inadmisible e intolerable, que aquellos guardianes sigan guardando bajo el viejo candado, las respuestas a los cientos de preguntas.

Habría que darle, tal vez, la razón al Juez Gómez Bermudez, cuando sentenció de que el pueblo español no estaba preparado para conocer la verdad del 11 M.

Ante afirmación tan dura que habrá entender que se corresponde a la dureza que ha de significar la verdad. El atentado dividió a media España, la verdad del 11 M., tal vez termine enfrentando a las partes. Solo así se entiende todo lo que hemos visto y oído de seudo periodistas, políticos y saltimbanquis.

Es un pueblo al que se le miente constantemente, y eso es lo intolerable.

Pero, mi querido Don Francisco de Quevedo seguro que sabe que nosotros seguimos clamando, seguimos gritando, por el conocimiento de la verdad del 11 M, porque nadie nos va a hacer callar por mucho que tocándose la boca y la frente con el dedo nos vayan a atemorizar.

Estamos aquí un mes más porque queremos saber la verdad, por nuestra dignidad, si pedir nunca nada de nadie, solo porque España no se merece políticos que mienten constantemente.

GRITAD CONMIGO:

Queremos saber la verdad
Queremos saber la verdad
Queremos saber la verdad

Hasta el mes que viene que será el UNDÉCIMO ANIVERSARIO.

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas SIN ACTO. SOLO PRESENCIA.
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...