11 de septiembre de 2014, Lágrimas al viento,...

 

Lágrimas al viento.

Concluye el verano. Sin esperanzas. Pero sin desesperación.

Estamos asistiendo a una legislatura aberrante que enfila la recta final hacia unas elecciones, primero municipales y Autonómicas y luego generales.

Oía esta mañana la canción “Lágrimas al viento” y me inspiró para denominar de ese modo estas breves líneas.

Pero mientras escuchaba, ya con atención, su letra, los recuerdos del golpe de Estado volvieron a mi recuerdo. Miles de momentos, fotos de heridos y asesinados, de los restos de los vagones, que dicen se destruyeron a las cuarenta y ocho horas...

Pensé que poner este título es una forma especial de rendir homenaje a los 192 muertos. Aquellos a quien casi nadie ya recuerda.

Creo que es natural que los ciudadanos reconstruyeran su vida, por muy afectado que estuviera en el momento de la pérdida de su familiar.

Es duro pensar en las vidas rotas por la ejecución de un golpe de Estado, preparado con una gran habilidad. En medio de un cúmulo de sospechas que alcanzan, incluso, a partidos políticos, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Centro Nacional de Inteligencia, etc.

Los unos con la politización del atentado. Con el uso de las muertes para alcanzar el poder. Los otros por sus “lagunas” fundamentales para tratar de que perdurara de alguna manera una versión oficial que no hay por donde cogerla.

A frente de todos lo Judicial. Recordar todas las instrucciones y sentencias, desde la general a las posteriores querellas, lleva directamente a un estado de ánimo manifiestamente mejorable.

¿por qué no recordar a los jóvenes, con toda una vida por delante, que acudían a sus clases de formación?, ¿por qué no hacerlo de los que iban a ganarse honradamente un sueldo para mantener a su familia?, ¿y por qué olvidar al resto, cuando eran tan inocentes como aquellos?

Si, creo que es justo dedicarles, como hacemos cada día 11, una parte de nuestro acto y también lo haremos dentro de que celebraremos el próximo día 11 de septiembre. Porque como es natural lo celebraremos. Haga frío o calor, llueva, o aunque no parece que pueda ocurrir, nieve.

Familias destrozadas, ciudadanos conmocionados y al frente de todos, gentes sin escrúpulos que, ávidos de poder, utilizaban los medios de comunicación afines y cualquier medio de comunicación telefónico o telemático, para pasar instrucciones de cómo aprovechar el golpe de Estado que, alguien que todavía no identificamos ordenó ejecutar.

La abyección moral que produce este comportamiento es absoluta. ¿de que manera se puede utilizar a individuos carentes de escrúpulo alguno, para que en medio del dolor se dividiera a la ciudadanía, provocando otras reacciones indeseadas? Hay que ser canalla.

Pero era, fue, la ocasión. No lo olvidemos, esa clase infecta se aprovecha de todo y de todos, pues carece de escrúpulos. Repito.

No se esperó ni siquiera a que se echase la última paletada de arena sobre los féretros colocados dentro de las tumbas, o de que concluyese la incineración, ni a que algunos cadáveres llegasen a sus puntos de destino. Había que actuar ya. Había que romper en dos a los ciudadanos, porque había que ganar unas elecciones que, obviamente, se negaron a que se suspendiesen.

Es natural, que se escapen lágrimas al viento. Es revivir un tiempo salvajemente ajetreado.

El Partido Popular que perdió las elecciones, trató de actuar. Ni saben ni quieren. Prometieron mil cosas. Las echaron a la papelera.

Ahora, en esta legislatura que concluye, en la que no han sido capaces de cumplir ni una sola de sus promesas electorales, no se van a exponer a que todavía se produzcan reacciones por parte del enemigo político que ha estado buscando desesperadamente “el muerto” en alguna de las manifestaciones realizadas. Lo cierto es que hay mucha gente cabreada por las mil promesas incumplidas y por la actitud de los miembros de ese gobierno.

Hemos visto, incluso, maneras de actuar absolutamente impensables.

Y nos han hecho ver que son, con pequeñas diferencias, iguales que los otros. Dinero, Dinero, Dinero. Poder, Poder y nada más. Y se hace lo que haya que hacer.

Se escapan, además de esas lágrimas, la ira del justo.

Carecemos de identidad política. Es una de nuestras exigencias, pues por nadie vamos de dejar de cumplir nuestro compromiso, adquirido con nosotros mismos, libremente, de exigir de forma permanente la VERDAD de esta masacre.

Con el paso del tiempo los políticos habrán conseguido poder, dinero e incluso la caída o desaparición de medios que no les eran fieles.

No les importa que nos demos cuenta de que, con esos comportamientos, se habrán caído todos los velos que no nos dejaban ver la verdadera calaña. TODOS SON IGUALES. TODOS QUIEREN LO MISMO.

Los ciudadanos no les importamos nada. SOLO QUIEREN NUESTRO DINERO.

No hay ética, no hay ni principios ni valores.

Por eso escribía al comienzo que, a estas alturas de la legislatura, ya nada podemos esperar de este gobierno. Por eso citaba que no tenemos esperanzas. Pero, también escribía que no estamos desesperados.

No cabe en nosotros, los que caminamos a alcanzar ya, CIEN MESES consecutivos, clamando por la verdad, cada día 11 de cada mes. Precisamente, a estas alturas ¿vamos a dejarlo? Seréis vosotros quienes renunciéis a ello. Nosotros no.

Por eso, cada día os pedimos que utilicéis las redes sociales y en especial TWITTER, @PeonesNegros o también @ManuelPPNNLL para nuestros compañeros de Vigo, o @peonesnegrosBCN

Sería nuestro triunfo, el vuestro, el de todos, que en la RED hubiese un enorme clamor que fuese incrementándose cada vez, exigiendo la verdad del 11 M., algo que traspasase nuestras fronteras. Pues, aquí, en España, todo está controlado. La dictadura es tan canallesca como lo fue la “franquista”. Nada los diferencia. Solo, si acaso la evolución habida en 40 años. Lo demás una burda mentira.

Pero es nuestro compromiso. Por eso no desesperamos. Estamos seguros de que llegará un momento que todo lo cambie que todo lo que se pretende mantener en la “versión oficial” se destruya, irreversiblemente.

Sabremos al fin que hemos estado gobernados por personas que no merecen el calificativo de demócratas, porque no lo son, que no merecen ser respetados pues solo saben machacarnos y aprovecharse de nuestra asistencia a las urnas. Y saldrán a la luz nombres, aquellos que ya nunca serán respetados por las siguientes generaciones, aquellos que serán recordados como traidores unos y como asesinos los otros.

No tenemos los medios suficientes para averiguar la verdad. Pero no nos tragamos el montón de mentiras que conforman los miles de folios de un sumario que es el paradigma de la vergüenza.

Carecemos de medios, repito, pero si tenemos el empuje suficiente para que nada nos haga abandonar este compromiso.

Porque, a nosotros, nuestros muertos nos importan.

Por ello, junto con nuestras lágrimas al viento, gritemos:

QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD.

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas SIN ACTO. SOLO PRESENCIA.
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...

11 de agosto de 2014, Rajoy ¿por qué no haces nada?

 VIDEO DE LA ENTREGA DE FLORES AL MONUMENTO

Sr Rajoy ¡¡¡ nos debes la verdad del 11 M !!!

Buenas tardes, señor Rajoy.

Lleva usted casi tres años en la poltrona. Y pese al tiempo transcurrido todavía no ha cumplido con una de las exigencias fundamentales: Descubrir la verdad de los atentados del 11 M.

La verdad, Sr. Rajoy, es que ni usted ni su gobierno han cumplido con absolutamente nada de lo que pregonaban en la campaña electoral que le llevaron a la Moncloa.

Hace ya diez años largos que los terroristas se ocuparon de dinamitar la situación política en España, una vez más.

Lo vienen haciendo cada vez que les interesa y obteniendo un indeseado éxito. Solo hay que pensar en la rendición del estado de ¿derecho? ante ETA y en el 11 M.. Y, naturalmente, ver las consecuencias que, en ambas estrategias, han tenido para los representantes del terror y para los ciudadanos.

AQUÍ, EN ESPAÑA, EL TERROR GANA SIEMPRE, por desgracia.

Cuando el 11 de marzo de 2004 morían 192 personas y resultaban heridas casi 2.000, España entera se levantó contra el terror. Pronto se vio que todo era una nueva farsa. Los ciudadanos estaban muy divididos contra el suceso, pues mientras lo natural era levantarse y exigir que se buscase a los culpables, se les juzgara y condenara, la realidad nos mostraba que para la mitad de la población los culpables de las voladuras de los trenes no eran los terroristas, era el Gobierno de la nación. Duro de creer, ¿verdad?

Como es natural, en España no se suspendieron las elecciones, pese a los desórdenes, acosos y ataques a las sedes del partido político que gobernaba. No, no podían suspenderse, porque era la baza que el otro partido político, que estaba destinado a volver a perder las elecciones, estaba esperando. Ellos fueron los que dieron el golpe de estado. Al frente, mediáticamente, un personaje siniestro expulsado por sus propios compañeros recientemente. Un químico experto en mentir y moverse entre bastidores oyendo conversaciones y espiando a quien fuese menester.

Sr. Rajoy, usted perdió las elecciones. Y con ellas, según se pudo comprobar después, las posibilidades de cuantos luchamos con nuestros escasos medios por el conocimiento de la verdad de lo ocurrido el 11 M.

Los ciudadanos, sin ninguna duda, desconocen la realidad de lo ocurrido. Solo saben las consecuencias: 192 muertos y que la versión oficial de los atentados es una farsa infumable.

Para la mitad de los ciudadanos quien fue, quién lo financió, quién lo organizó, carece de valor, pues de lo que se trataba era de ganar las elecciones.

Y vaya si las ganaron, y consiguieron sus objetivos que no son otros que el enfrentamiento entre los españoles, la imposición de un sistema de vida donde predomina el libertinaje y la amoralidad y un cataclismo económico que ha estado a punto de hundir definitivamente a España. Y todo ello porque odian lo que representa España.

La otra mitad de los ciudadanos seguimos queriendo saber lo ocurrido. Pero ayudamos muy poco, pues estamos bien parapetados en nuestro hogar. Hoy abarrotando las playas españolas y solo nos saca a la calle nuestro equipo de fútbol. Lo acabamos de ver en las celebraciones de las competiciones nacionales y europeas y, la pasada semana, en Murcia exigiendo que se cambiaran las normas para que permaneciese en la segunda división.

Nada tengo contra Murcia y sus habitantes, pero resulta significativo que en lugar de levantarse contra el presidente de la entidad deportiva que es quien debió resolver la situación de deudas de la entidad, alquilan unos autocares, se vienen a Madrid y pretenden presionar para que no se cumpla la norma.

Esta otra mitad, Sr, Rajoy, atravesamos con usted, sin compartir necesariamente sus postulados políticos, el desierto durante siete largos años, tiempo durante el que vimos cómo se iban cerrando el falso las investigaciones, como cada vez más se descubrían por algunos periodistas, nuevos agujeros negros en el sumario. Y cómo, finalmente, una sentencia abominable trataba de cerrar la muerte de 192 inocentes.

Confiábamos en usted, Sr. Rajoy. En que cuando finalmente recuperase el gobierno ordenase una verdadera investigación de lo que realmente fue la planificación, organización y la financiación de los atentados del 11 M.

Incluso nos llegamos a animar cuando, a poco de comenzar la legislatura, se descubrieron restos de los vagones de trenes donde estallaron las bombas del terror. Esos que canallescamente se pretende hacernos ver que fueron destruidos entre los días 13 y 14 de marzo de 2004, es decir el sábado y domingo siguientes al atentado.

Todo fue un ilusión pasajera. El Sr. Torres Dulce, tras pedir un informe, dijo que todo estaba bien.

Después, seguimos viendo cómo en ceremonias de la confusión, los Juzgados de Instrucción vienen archivando procedimientos llamados a “hurgar” en esas escasas posibilidades de investigación de la verdad.

Y cuando se abre alguna posibilidad, se “fusila” a la Juez y las instancias superiores archivan el caso. Pobre Juez, señora Coro Cillán, aplastada hasta desde el propio Juzgado. ¿a quien se le ocurre investigar al Ex jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, por destruir pruebas de las explosiones?, que atrevimiento ¿verdad? Esa es la forma de actuar de nuestra Justicia.

En nuestra Justicia, Sr. Rajoy, y usted lo sabes y prometió cambiarlo, las “lagunas negras” existen y son muy abundantes. Y usted es consciente de que nunca se van a arreglar, porque no interesa que la Justicia funcione con la debida independencia y sometida, también a normas extrictas que persigan las posibles actuaciones indeseadas de algunos de sus miembros.

No, no les interesa, sería perder ese control que tanta tranquilidad ofrecen cuando de lo que se trata es de actuar contra políticos. Fíjese, Sr. Rajoy: el auditor de la empresa GOWEX está en prisión preventiva acusado de su actuación al revisar y emitir los correspondientes informes sobre las cuentas anuales de dicha empresa. En escasamente un par de semanas.

Mientras, el Sr, Pujol, que ha reconocido millonarias irregularidades fiscales y de quien se conoce un enriquecimiento irregular sigue paseándose en el pueblo donde se veranea y alguno de sus hijos llevan dando vueltas acusado de apropiaciones indebidas y de fondos públicos más de un año.

Usted, Sr. Rajoy estaba y está obligado a investigar la verdad del 11 M por dos motivos, al menos. El primero porque una nación que presume de ser un estado de derecho no puede permitir que se consumen, con todas sus consecuencias, golpes de estado. Y segundo, por vergüenza torera. A usted le robaron las elecciones de 2004.

¿puede decirnos a que está usted esperando para ordenar la investigación?

A tenor de lo que vemos, usted solo presta atención a la economía y no a través de la línea deseada, reformando definitivamente la administración, sino jugando con los impuestos, las multas, las tasas y esperando a que las situaciones económicas del resto del mundo civilizado le permita a las empresas abrirse camino en el extranjero.

Si me permite, y al margen de ideologías políticas, mi impresión de su actuación durante estos casi tres años es muy simple: SUSPENSO.

Si es que no está interesado en descubrir, y poner a disposición de la Justicia a los autores intelectuales y a los financiadores del 11 M., es que a usted no le interesa ni la vida de los españoles ni el estado de derecho.

Y a eso, nosotros ciudadanos de toda ideología y condición, no vamos a jugar con usted.

Con el estado de derecho no se juega, Sr. Rajoy, y permitir que se de el carpetazo al 11 M., como dice usted con frecuencia: “esto no es una broma”

Hoy, un mes más, en pleno verano, un grupo de ciudadanos volveremos a la calle, leeremos estas líneas y reclamaremos a viva voz, la verdad del 11 M. Y lo hacemos porque España nos importa, porque la Justicia es fundamental que funcione, porque la vida de los ciudadanos no puede servir para que unos terroristas matando a 192 personas propicien un golpe de estado y que éste no se investigue.

Y no nos cansaremos de repetirle, Sr. Rajoy: ¡¡¡ Nos deben la verdad del 11 M !!!

Por eso, hoy día 11 de agosto volvemos a gritar:

QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD
QUEREMOS SABER LA VERDAD

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...

11 de julio de 2014, nadie podrá probar nunca una mentira

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

Inicio estas líneas que, un mes más, vienen a exigir el conocimiento de la verdad del brutal asesinato cometido el 11 M, repitiendo una frase del fracasado Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces referidas a los asesinatos que, desde la unidad GAL, el Estado, gobernado por Felipe González, disponía y por el GAL se ejecutaban los asesinatos de terroristas. Alfredo, ¿como no?, negaba todo sistemáticamente.

Es evidente que “nadie podrá probar nunca una mentira” como la que construyó la versión oficial -referida a la masacre del 11 M-, estrategia que dirigió, otra vez más, ese personaje de aspecto siniestro que su propio partido cesa y que, abandonando la política, volverá a la Universidad. Otra preocupación más para el ciudadano que viene a añadirse a la espantosa realidad respecto del adoctrinamiento sectario de la izquierda.

Las incógnitas de lo acaecido el 11 M continúan intactas. Las dudas sobre la versión oficial, sobre la veracidad de la instrucción del sumario y el desacuerdo con una sentencia infame, siguen vigentes. Estamos ante algo intragable.

Por eso, defenestrado Alfredo, tu frase renace de entre las cenizas.

Vosotros ejecutasteis magistralmente un golpe de estado que debería haberos apartado de la escena democrática. Pero en España no existe la democracia.

Y pese a que a los pocos días ya teníais todos los resortes del poder político, y pese al arduo trabajo que realizasteis, la mentira tan enorme que es la versión oficial NO PUEDE SER PROBADA diez años después.

La instrucción del Juzgado dirigido entonces por el Juez del Olmo fue deplorable. Y en brevísimo tiempo se sucedieron los titulares del cargo de Secretario Judicial del mismo, hasta que se le otorgó a un señor, sin experiencia alguna, y que residía en Londres. Es natural que eligieseis a aquel que tuviese el perfil adecuado.

Se conocieron actuaciones absolutamente bochornosas, actuaciones irregulares, destrucción de pruebas, ocultación también.

Pero ya lo había dicho años antes la mente preclara de Alfredo. Nadie podrá probar nunca una mentira.

El PSOE, golpista, lo intentó en el poder y lo ha vuelto a intentar en el triste décimo aniversario.

Se llegó a construir una nueva tesis, tratando de exculpar al PP que dirigió Aznar y a ¿la participación de España en la guerra de Irak?, total, ya se habían conseguido los efectos que se persiguieron con aquella otra gran mentira. Fue un señor, llamado Fernando Reinares. Publicó un libro (otro más) con el que intentaba cerrar definitivamente la causa del 11 M. Y tuvo una adecuada cobertura cibernética de apoyo a su tesis, que finalmente nadie ha aceptado.

Pero Alfredo tenía, tiene, razón. “nadie podrá probar nunca una mentira”

Pasa el tiempo, y la inactividad judicial sigue cubriendo etapas. Las querellas bien encajonadas hacen recobrar las quejas que el ciudadano tiene desde hace cientos de años respecto a la “tardanza de la justicia”.

Es casi matemático, cuando un sumario se eterniza, o hay una enorme causa o simplemente se espera a que el inexorable pase del tiempo acabe de apartar el caso de la mente de los ciudadanos Y BUSCAR, ENTONCES, UNA SALIDA AIROSA.

Recordaré siempre aquella portada que el diario El MUNDO publicaba respecto a la reacción de la prensa occidental, ante la bochornosa sentencia de Gómez Bermúdez. Sentencia sin identificación de los culpables. En cualquier país democrático los cimientos de la justicia se hubiesen derrumbado.

En España, donde no hay democracia, no pasó absolutamente nada.

Pero tras todas las orquestaciones preparadas por el golpista PSOE, y ratificadas de manera ominosa por la cobardía y descaro del PP, Alfredo, diste en el clavo. “nadie podrá probar nunca una mentira”

Es cierto, han pasado DIEZ AÑOS, apenas quedan tres condenados en la cárcel. El resto ha desaparecido misteriosamente. Nunca volveremos a saber nada de ellos.
Y la querella de Zougham se pudre en un Juzgado donde su Juez titular se negaba a practicar diligencia alguna, hasta ser obligada por la Audiencia Provincial.

Es ese largo tiempo, 192 personas que perdieron la vida no han obtenido justicia.
El juramento del ministro del Interior Alonso, respecto al culpable de la profanación de la tumba y del cuerpo del fallecido Geo Torronteras ha quedado en agua de borrajas.

Pero no pueden con la opinión del ciudadano español. Es cierto que es un asunto que ya no le preocupa lo más mínimo que, salvo pequeños grupúsculos, no hará el menor esfuerzo para conocer la verdad. Pero también es cierto que cuando se les pregunta si se conoce la verdad del 11 M, en una aplastante mayoría contestan que NO SE SABE LA VERDAD.

Lo ves Alfredo. Has sido siempre un maestro en todo. No precisamente en lo que una nación, la tuya, merece. Usaste como nadie el sistema de información SITEL, cuando advertías a dos peperos de “se lo que hacéis y oigo lo que decís” era, es, el paradigma de la libertad. Movilizaste a las masas la noche de 12 y la del 13 M, ante las sedes del PP, porque –golpistas que sois- queríais el poder a cualquier precio.

Y en esa maestría tuya pronunciaste la frase mágica que no me canso de repetir: “nadie podrá probar nunca una mentira”

Precisamente por eso no nos creemos las sentencias del 11 M.,

- porque parte de irregularidades monstruosas, como la ocultación y la no realización de la prueba del explosivo usado.

- Porque solo hay un condenado acusado de poner mochilas y fueron muchas.

- porque nadie se cree la aparición de una mochila en la Comisaria de Vallecas,

- porque nadie admite como cierto que los presuntos asesinos, se juntaron en un piso en Leganés, después de cometido el crimen que ya había sido usado por la policía,

- porque nadie entiende para que se reunieron en ese piso,

- porque nadie entiende que usasen el mismo terminal cambiando las tarjetas para llamar despidiéndose, antes de SER SUICIDADOS.

- porque nadie entiende porque la Policía Científica no realizó las pruebas de los restos de las explosiones, como así estaba establecido. Ni las reclamase.

- porque nadie admite que el Jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, destruyese toneladas de residuos de las explosiones porque le dio la real gana,

- porque nadie comprende que los trenes explosionados se destruyesen en solo dos días y precisamente 13 y 14 de marzo de 2004 sin autorización de nadie.

- Porque nadie entiende porque se quema y profana la tumba del GEO Torronteras simplemente por el hecho de morir como consecuencia de la explosión CON LA QUE SE SUICIDABA A LOS PRESUNTOS TERRORISTAS,

- Porque nadie se cree que la sentencia olvide la presencia del Skoda Fabia

- Porque nadie admite que perros adiestrados no encuentren restos de explosivos en la furgoneta KANGOO, en Alcalá de Henares y después en una Comisaria de Policía se diga que si hay restos de explosivos.

- porque nadie cree ya en nuestra Justicia,

- porque nadie cree ya en la Fiscalía.

- Porque nadie cree que en España haya una democracia.

Lo ves Alfredo, eres un genio: nadie podrá probar nunca una mentira. Fíjate que ni tu mismo, maestro de las mentiras donde las haya, tras siete años de ministro, desde que disteis el golpe de estado, tampoco lo habéis conseguido

Habéis dedicado, me refiero ahora a todos los políticos, tiempo y dinero. No lo habéis conseguido.

Habéis perseguido a los periodistas que os molestan, pero tampoco lo habéis conseguido.

Habéis silenciado a la gran mayoría de los ciudadanos, imponiendo los efectos del paso del tiempo, y no lo habéis conseguido.

Por todo esto, hoy, 11 de julio de 2014, volvemos a reunirnos y volvemos a gritar exigiendo la verdad del 11 M.

Gritad conmigo:

QUEREMOS SABER LA VERDAD

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...

11 de junio, los corruptos han secuestrado la verdad del 11M

Madrid, Torre de Cercanías de la Estación de Atocha, 20:00 horas
Torrelodones, Plaza de la Constitución, junto al estanco, 20:00 horas
Vigo,  Calle del Príncipe, junto al Museo Marco, 20:00 horas
Barcelona, Plaza de San Jaime, 20:00 horas

Son cuatro punto de otras tantas ciudades. Son las que ahora quedan.

En esos puntos, cada día 11 de cada mes, haga frio o calor, llueva o nieve, un grupúsculo de ciudadanos levanta su voz exigiendo la investigación del crimen del 11 de marzo de 2004. Lo llevan haciendo desde hace más de ocho años, mes tras mes, año tras año. Ni un solo mes han faltado, aunque en alguno de ellos han tenido que soportar la incompetencia de los poderes, cuando les han denegado el permiso por coincidir con períodos electorales.

Son un auténtico ejemplo de tenacidad. No pueden con ellos, ni banales intentos desde alguna administración, ni la continuada postura obstruccionista de algunos jueces y el poder establecido.

Antes también hubo concentraciones en Valencia, Plaza del Ayuntamiento, Logroño, en El Paseo, junto al Espolón, Málaga en la Plaza de España, Torremolinos, La Coruña, Pamplona, Alicante, Murcia, Badajoz y otros muchos lugares más.

Era, y es, la representación de la dignidad de unos ciudadanos que en forma alguna aceptan que el poder establecido imponga sus prioridades, por encima de todo.

En algunos momento llegaron a ser 55 ciudades en toda España. El ciudadano se rebelaba, y se rebela, contra el político. Exigía, exigimos, la verdad del 11 M. Fuimos miles, hoy algunas decenas.

La dignidad es el precio que se paga cuando se acata, sin base alguna, la imposición  injusta desde el poder establecido.

Atrás han quedado 192 cadáveres. Sin saber por qué, pagaron el precio más alto, sin culpa alguna. Y todo para que un pueblo indigno cambiase su voto y eligiese a un individuo que habría de hundir a España, en lo moral y en lo económico. Un ser incompetente que quiso desenterrar a otros muertos, para enfrentar a los españoles.

En definitiva, una masa de individuos eligió al candidato de los terroristas. Pues los atentados se llevaron a cabo para que no ganase un partido político que amenazaba con perpetuarse en el poder. Lo había hecho muy bien en lo económico y con ello impedía la alternancia, con las prebendas, y otro tipo de gabelas que encumbran a determinados individuos que han hecho de la política su medio de prosperidad, que ya no solo de vivir.

Han pasado muchos meses. Han sido muchas veces las que estos puñados de ciudadanos han recogido las escasas pertenencias que poseen para montar un pequeño estrado desde el que clamar al viento su repulsa por el mundo de mentiras que se ha construido, por el muro de silencio que se mantiene, por la actitud pasiva desde la justicia respecto del crimen execrable que se llevó a cabo el 11 M.

Nada les importa a aquellos que siguen oponiéndose  a que conozcamos la verdad del 11 M., ni presentación de querellas ni cualquier otro tipo de procedimientos penales en la persecución de la ocultación y destrucción de pruebas, en la exigencia de la penalización por la obstaculización de la investigación,  para que se castiguen posibles falsos testimonios. No hay manera. Las investigaciones se eternizan y ante la evidencia de que la luz aparece, siquiera sea de forma fugaz, otra resolución judicial se encarga de apagarla. No se quiere entrar en el fondo del crimen.

Pasa el tiempo. Algunos de los condenados ya han abandonado la prisión y con su salida han desaparecido del suelo patrio. Se les manda ¿a dónde? , a cualquier lugar, para que no aparezcan nunca más, ¿para que no puedan prestar nuevas declaraciones?, ¿para que con sus testimonios no desvelen parte del escándalo?

Todos conocemos que la instrucción del 11 M fue un escándalo. La incompetencia y el trasiego de pruebas más que cuestionables fue dirigiendo el sumario hacia un punto desde fuese manejable. El juicio fue una atrocidad. Se llegó a escamotear la práctica de la prueba de los explosivos que ordenó el presidente del Tribunal, ¡dos veces condecorado por quien, desde bastidores, preparó el golpe maestro –el golpe de estado- que llevaría a su partido al poder!

Antes, curiosamente reunieron a un grupo de árabes en una casa que la policía la había usado para otros menesteres. ¿para que se iban a reunir después de cometer el crimen?, y precisamente allí. Después, y allí, en una ceremonia esperpéntica, según los relatos, todos decidían poner fin a su vida después de una aberrante despedida con el mismo terminal telefónico y con cambio de tarjeta en cada llamada.

Es difícil superar este paradigma de lo que no debe ser ni una instrucción ni un juicio.

Todo estuvo muy bien tutelado. Ganadas las elecciones ya era fácil asestar el golpe de gracia a la investigación. Otro golpe de estado sin aclarar.

Hoy, todavía, esos grupúsculos de ciudadanos, siguen sin perder la fe. Saben que no es imposible conseguirlo. Ya han dedicado esfuerzo, ilusiones, tiempo y recursos en esa lucha titánica. Saben que no están solos. Que hay otros miles, tal vez algún millón de ciudadanos que, como ellos, saben que el 11 M es un enigma que arrebató la vida a 192 inocentes y que nadie del poder, absolutamente nadie, quiere investigar de verdad.

Por eso, porque saben que aunque a sus actos no van, son muchos ciudadanos más los que en un momento determinado se unirán a ellos en la petición, en la exigencia, de la verdad de este horrible atentado, siguen celebrando sus actos. En esos cuatro lugares de España.

Esos cuatro grupos de ciudadanos comenzarán en pocos momentos a recoger esos equipos de sonido, esos pertrechos, que les ayudan a montar su escenario desde el que clamar a viva voz la verdad del 11 M.

Aquellos otros que un día dejaron de reunirse no lo hicieron porque ya sepan la verdad de lo que ocurrió. No es que hayan dejado de clamar  por la verdad. Lo que ocurre es que hay que ser muy fuerte para aguantar estoicamente, contra viento y marea, mes tras mes, año tras año, y comprobar que el grupo puede perder efectivos. Gente que cansada cesa en su actitud, que no en sus convicciones. Porque quien se unió a aquellos grupos, quien permanece en estos grupos, quien ha profundizado, razonado y exigido la verdad del 11 M., no deja de sentir en su interior ese deseo, esa necesidad de vencer a un grupo de políticos que no quieren conocer tal vez porque sepan que es lo que de verdad pasó aquél día maldito.

A quienes estas líneas lean, les pedimos su esfuerzo, bien a través de Twitter, bien con su presencia en esos cuatro lugares que detallaba al comienzo. Son necesarios. Todos lo somos, cuando de lo que se trata es de doblegar posturas incomprensibles.

¿a nadie le importan los 192 muertos?, ¿en tan poco valoramos la vida humana?

Por eso, cada día 11 volvemos a comenzar con nuestro rito. Se recogen los equipos de sonido, alguna bandera de España, algunos objetos de recuerdo y otras cosas más que nos son útiles para que, otro mes más, estemos allí. De pie. Ante el poder establecido. Exigiéndole que investigue la verdad del 11 M.

Y clamamos hasta enronquecer.

QUEREMOS SABER LA VERDAD

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...

 

11 de mayo, nada nuevo en el horizonte

Con esa premura con que pasan los meses, otra vez, la inminencia del 11 de cada mes, ahora mayo, me vuelve a traer a esta reunión mensual en la que trato de expresar mis sentimientos ante ese crimen monstruoso que, hace ya más de diez años, convulsionó al mundo entero.

No hay nada nuevo en el horizonte. Parece que el guión resiste. Hay que dejar que se olvide, que los problemas diarios hagan olvidar al ciudadano, de cómo se dio un golpe de estado cruento.

El simple análisis de la realidad cotidiana nos respalda en la opinión de que nuestra Justicia no funciona. ¿cómo es posible que para instruir una querella se emplee tanto tiempo?, El enemigo no tiene prisa. Y al referirme al enemigo no me refiero a los criminales asesinos, no. Esos que campan en libertad absoluta están muy tranquilos. Saben que derrotaron al estado de ¿derecho? de España.

Me refiero al Sistema penal español. Que está orientado no a impartir justicia. Eso en forma alguna. Si no que lo que cumple con absoluto rigor es la defensa de los derechos de los criminales asesinos, a los que, para colofón, persiguen reintegrar en la sociedad. No hay mayor sarcasmo que ocuparse del asesino y pisotear a la víctima. Es lo ejemplar del sistema.

Ya lo dice, tristemente, nuestro refranero “El muerto al hoyo y el vivo al bollo” Y en el caso del 11 M., así fue. Los 192 muertos siguen consumiéndose de ira, la ira del justo, ante lo que ven. Repartidas grandes sumas de dinero, todo se olvidó. Nadie desea conocer la verdad. Nadie del mundo de la política, claro.

Hemos llegado a un punto donde el ciudadano digno solo puede clamar en el desierto, su soledad, su dolor. A nadie le preocupa. Aquellos son un grupúsculo que airea, cada día, las decenas de pruebas falsas que se colaron en el sumario, para evitar que la verdad se abriese paso..

Solo les sirve de consuelo y como soporte de su dignidad, que a buen seguro ningún político va a poder quebrar, ni siquiera mancillar. Por eso, otro mes más, aquí estamos, para que la sociedad no pueda pasar página y cerrar definitivamente este caso.

No sería justo. ¿por qué dejaríamos esta lucha, qué es lo que colmaría nuestros deseos de justicia?, solo ver cómo se aplica la justicia. Solo ver caminar hacia el banquillo a quienes como actores, organizadores y colaboradores, han permitido, tras la consumación del crimen, que diez años después ya nada sea igual.

Porque aquel execrable crimen permitió un vuelco en las elecciones generales celebradas con los muertos todavía calientes, como una prueba más de que nos hallábamos ante un golpe de estado. Había urgencia en cerrar la victoria execrable.

Hoy, más de diez años después, todavía seguimos pagando un precio altísimo, como retribución a nuestra falta de dignidad y de principios. Unos golpistas incapaces, incompetentes y faltos de principios y valores, tras hacerse con el poder se enriquecieron a manos llenas hundiendo la economía de España, y dividiendo entre el odio más profundo que aquel de hace más de setenta años nos enfrentó sesgando la vida de medio millón de personas.

Nos han intentado cambiar el decorado hace tan solo unos meses. Ya no fue Aznar ni la guerra de Iraq. Ahora resulta que aquellos a los que se les persiguió por las calles llamándoles asesinos, no eran los culpables. Que más da ya si el objetivo se alcanzó hace diez años. Ahora solo queda cerrar el libro, definitivamente.

Somos un país del tercer mundo. Por mucho que haya cambiado nuestra vida. Hace unos días se negaba el derecho a la desclasificación de documentos del 23 F, otro golpe de estado, cuya autoría se pretende ocultar al pueblo español.

La LOSGE es la culpable, pues no debieron habernos preparado para saber nada de lo que unos pocos, bien situados, hacen para conseguir sus objetivos.

No estamos preparados, dice el Juez Gómez Bermúdez, para vergüenza suya y nuestra. Y por eso debe ser por lo que la sentencia no refleja la verdad, claro, porque según él España no esta preparada. Y se le tolera, se le condecora varias veces y se le mantiene como juez de la Audiencia Nacional, cuando afirma lo escrito.

Sigue alargándose el camino que debemos recorrer. Siguen sin ponérnoslo fácil. Claro que a nosotros no nos asustan los repechos a escalar. Son ya muchos meses.

Pero no por ello se reducen nuestras exigencias.

Los políticos podrán retrasarlo pero lo que no van a conseguir es que nos olvidemos de la exigencia de la verdad.

Podremos cambiar nuestros actos, nuestros hábitos, pero no nuestra exigencia de la verdad.

Nos apoyaremos en las nuevas tecnologías que nos hacen compensar el repliegue que el tiempo ha de provocar necesariamente pese a nuestros deseos.

Ya nos acercamos a los DOS MIL seguidores en TWITTER.

Y a diario, sin descanso, repetimos el clamor de nuestra exigencia. La verdad. Conocer la verdad del 11 M. Es natural, es obligado y es justo.

Ha hecho viento, ha llovido, ha nevado, ha hecho mucho calor. Nos ha dado igual. Así lo proclamamos a los cuatro vientos. Seguimos.

Ahora soportamos a un gobierno inane, que se dedica a perseguir a los ciudadanos para quitarles hasta el último céntimo. Nos sanciona sin cesar, nos persigue de formas inicuas. Malgasta dinero en helicópteros para poder poner más multas. Incrementa tasas e impuestos y tienen en cartera nuevas requisas. Hay que mantener el sistema que les financia.

Da igual, caerán. Perderán las elecciones y volverán a probar el polvo del camino, puesto que perdieron su dignidad por sentarse en la poltrona.

El ciudadano ya no les va a aguantar más. No se siente representado por ellos tras ese nuevo fiasco, y no les nombrará representantes suyos.

Otros tratan de abrirse camino. Son la esperanza, pues nada podemos esperar de quienes se olvidan de sus compromisos mientras se destapan escándalos a diario de enriquecimientos económicos intolerables.

Que se vayan de una vez.

Nosotros seguiremos clamando, cada vez más fuerte, que nada ni nadie nos va a hacer callar. Que exigimos el conocimiento de la verdad.

GRITAD CONMIGO:

QUEREMOS SABER LA VERDAD

 Si a ti no te da igual el 11M y quieres que se sepa la verdad, eres un Peón Negro. Que se entere todo el mundo.

No pasas página; eres un Peón Negro

Aunque estés cansado, lo que nos mueve es superior al cansancio #QueremosSaber

Haga frío o calor con PP o con PSOE.

Carteles en Alta resolución: Vigo, Torrelodones, Madrid y Barcelona

Si quieres versión en blanco y negro o para otra ciudad, pídelo a: prensa @ peonesnegros.info

Si no puedes asistir apoya a la quedada tuitera de los #11decadames a las 10 de la noche con @peonesnegros y #11M y #QueremosSaber

Ciudadanos como tú hacen que este movimiento siga vivo y libre.

CIUDADANO, EL PRÓXIMO 11 TE ESPERAMOS.

"TODOS SOMOS PRESCINDIBLES PERO TAMBIÉN TODOS SOMOS NECESARIOS. CONTAMOS CONTIGO"

REPORTAJE FOTOGRÁFICO:,...