Notas de Prensa

SEGUIMOS EN LA BRECHA

Otro mes más. ¿Cuántos van?, pues más de dos años.

¿Y cuantas concentraciones más habrá?, las que sean necesarias.

Así es la situación y así somos nosotros. Los Peones Negros Libres.

Y seguimos en la calle, porque nos siguen ocultando la verdad de los asesinatos que ocurrieron el día 11 de marzo de 2004.

Seguimos porque los medios de comunicación también ayudan a que se olvide este crimen execrable. Creen que ya no está de moda. Incluso antes de la Sentencia del Tribunal Supremo, ya intentaban descalificar a quienes quieren saber la verdad. Pretenden que nos vayamos a casa. PUES NO SEÑORES, NO NOS IREMOS A CASA HASTA QUE SE CONOZCA TODA LA VERDAD DEL 11 DE MARZO.

Estos días, el Presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, señor García Casquero, ha sido entrevistado por María Teresa Campos. La nueva presentadora de "La Mirada Crítica" de Telecinco, señora Campos, ha cargado contra su invitado a propósito de la investigación y sentencia de los atentados del 11-M. Campos ha criticado la "frivolidad" de la asociación mayoritaria de víctimas por exigir que se resuelvan las dudas del mayor atentado terrorista de la historia de España. "¿En qué beneficia decir que no es el terrorismo islamista?", le ha preguntado la directora del programa. García Casquero ha insistido: "No se sabe quién ha sido".

No es una frivolidad querer saber la verdad del 11 de marzo:

Si es una frivolidad el comportamiento de esta señora que seguramente está haciendo méritos para mantenerse en su puesto de trabajo. Todos conocemos a Telecinco, ¿verdad?,

Si es una frivolidad decir que ha sido el terrorismo islamista. El Tribunal Supremo no ha llegado a esta conclusión, señora Campos.

Es una frivolidad que la señora Campos haya pedido al Ministro de Justicia  que la ayude, porque la han atacado mucho por esa entrevista.

Es una frivolidad que el Ministro de Justicia haya respondido a la petición de ayuda diciendo que el juicio del 11-M "no deja lugar a dudas" y que "los que dirigen o han dirigido el movimiento de las víctimas deberían reflexionar sobre si ese es el mejor modo de defenderlas”.

El juicio del 11 M no deja lugar a dudas señor ministro. Pero las dudas que despeja son otras muy distintas a las que usted hubiese deseado.

Las dudas que ha despejado el Juicio y la Sentencia del Tribunal Supremo son las de que nos encontramos ante una instrucción del caso impropia de un Juez.

 No deja lugar a dudas de que no se sabe quién lo ideó.

 No deja lugar a dudas de que no se sabe quién lo planificó.

 Y no deja lugar a dudas de que no se sabe quién lo financió.

Señor Bermejo, ¿es a eso a lo que usted se quiso referir?. Pero por desgracia no era a eso. Pese a la Sentencia del Tribunal Supremo, este ministro sigue esforzándose porque aceptemos la verdad “oficial” que está repleta de mentiras.  

Y nos tenemos que preguntar ¿por qué les molesta tanto que se siga hablando del 11 de marzo de 2004 y se exija el conocimiento de la verdad?

Seguramente ellos debían creer que ya estarían todos los ciudadanos aburridos en su domicilio pensando en otras cosas.

Pues no señores, nosotros vamos a continuar tratando de concienciar a una sociedad, vamos a seguir exigiendo conocer toda la verdad.

Y preguntaremos una y otra vez hasta obtener una respuesta positiva: ¿QUIEN HA SIDO?, ¿QUIÉN LO HA FINANCIADO?

Y seguiremos gritando en la calle QUEREMOS SABER, QUEREMOS SABER, QUEREMOS SABER.

Antes de terminar deseamos comentar, siquiera brevemente, que en el plazo de un mes hemos tenido la ocasión de conocer que el Ministerio del Interior ha condecorado al Juez de la Audiencia Nacional, señor Bermúdez, en dos ocasiones

¿Con qué se le ha premiado y por qué se le ha premiado?

A la primera pregunta es muy fácil contestar. Basta con leer la prensa. Con la medalla al mérito policial y con la medalla al mérito penitenciario.

La segunda respuesta ya es mucho más complicada de responder. ¿por qué se le ha premiado?, ¿por cumplir con su deber? Pero se nos ocurren muchas contestaciones y todas son desafortunadas para el galardonado.

¿Qué necesidad había para “premiar de esa manera a ese Juez?. Porque debemos recordar que este Juez presidió el Tribunal de la Audiencia Nacional que juzgó el caso del 11 de marzo de 2004.

¿Sería por la afortunada sentencia, en la que se olvidó de Skoda Flavia?, o ¿tal vez porque se le olvidó deducir testimonio sobre las múltiples contradicciones que se oyeron en el juicio y cuyos protagonistas fueron altos cargos de la Policía?, o ¿tal vez por manifestar que la cadena de custodia de la mochila de Vallecas tuvo un periplo extravagante?

Y se nos ocurre una pregunta final ¿por qué ha aceptado este Juez estos galardones?, y no decimos esto por ser un tema menor. En el ánimo de todos está presente esa pregunta, ¿por qué las ha aceptado?

Por todo eso estamos aquí con vosotros.

Y otro mes más, el que viene, seguiremos estando aquí para exigir conocer toda la verdad.

Y ahora, repetid conmigo:

QUEREMOS SABER, QUEREMOS SABER, QUEREMOS SABER.