Notas de Prensa

Ante el desconcierto general

Ante el desconcierto general


Peones Negros Libres ha conocido con la natural preocupación, cómo personas de una valía humana excepcional están dimitiendo de sus cargos o de su afiliación en el Partido Popular.

¿Estamos ante una pérdida de los valores humanos?, ¿por qué esas personas, que constituyen en si mismos un referente moral para toda la ciudadanía, se apartan de un nuevo proyecto del partido de la oposición?

María San Gil y José Antonio Ortega Lara abandonan, la primera sus cargos políticos y el segundo su afiliación al Partido Popular.

Cada vez que se habla de las Vascongadas es inevitable recordar la figura de María San Gil que representa una forma de comportamiento admirable, envidiable e imitable, en una Comunidad autónoma donde sentirse español y defender la digna no es cuestión que esté al alcance de todos.

José Antonio Ortega Lara, ¿Cuántos días al levantarnos no nos preguntábamos donde estaría, qué clase de sufrimientos le atormentarían?. Y allí surgió con una fuerza increíble. Es otro referente moral. La cara humana que nos recuerda la tragedia que los españoles sufren a manos de los asesinos etarras. Se convirtió en un símbolo de la resistencia ante el terror.

¿Qué está pasando?, ¿estamos ante otro partido político que abandona a las víctimas del terrorismo?, ¿tanto peso representan estas víctimas para que las abandonen a su suerte?

Peones Negros Libres es una organización que tiene como objetivo fundamental la lucha para conseguir que se conozca la verdad de los atentados del 11 de marzo de 2004 y también la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos que ampara nuestra Constitución. Y de ahí, precisamente, nuestra preocupación que mostramos ante esto hechos.

Peones Negros Libres no es, ni nunca será, una organización política, y nunca apoyará a ningún partido político. Con esta manifestación expresamos categóricamente nuestra posición. Nunca caminaremos por senderos que puedan conducir a medrar políticamente, porque se perdería la esencia misma y la razón de nuestra existencia.